logo-consejo-pastoral-300x270

Consejo Parroquial

             El Consejo Parroquial es un órgano colegiado, de carácter consultivo, que, representando a toda la Comunidad Parroquial, promueve, potencia y dinamiza la misión de la parroquia. Es un instrumento básico para vivir y ejercer la corresponsabilidad y para lograr la convergencia, complementariedad e integración de todas las actividades, servicios y necesidades de la parroquia en cuanto comunidad cristiana y en cuanto templo (estructura material) que posibilita el anuncio de la palabra de Dios, la liturgia, la comunión y la caridad. Corresponde al Consejo Parroquial estudiar todo lo referente a la misión evangelizadora, sopesarlo y sacar las conclusiones prácticas con objeto de promover la vida cristiana según el Evangelio y las directrices de la Iglesia. Así mismo cuida del patrimonio y de la gestión económica de la parroquia. El Consejo no se responsabiliza activamente, en cuanto tal, de ninguna acción concreta, pero debe estar al tanto de todo cuanto se hace y sucede en la parroquia.

            Está presidido por el párroco que es a quien corresponde la representación jurídica de la parroquia (CIC, 532).

            En nuestro caso asume todos aquellos aspectos que competen a la evangelización (CIC, 536) y a la actividad económica (CIC, 537). El Consejo Parroquial por su naturaleza y cometidos exige que los laicos que lo integran no solo sean miembros activos de la comunidad cristiana y participen en ella de manera asidua y prolongada, si no que además sean expertos a través del ejercicio de sus propias profesiones, ofreciendo su saber, su experiencia y su tiempo a presentar a la comunidad de la parroquial soluciones a los problemas que afectan tanto a su misión pastoral como a cuestiones patrimoniales.

            En nuestros días la parroquia está conociendo una época nueva y prometedora. Como decía Pablo VI, al inicio de su pontificado, dirigiéndose al Clero romano: La Parroquia tiene una misión indispensable y de gran actualidad; a ella corresponde crear la primera comunidad del pueblo cristiano; iniciar y congregar al pueblo en la normal expresión de la vida litúrgica; conservar y reavivar la fe en la gente de hoy; suministrarle la doctrina salvadora de Cristo; practicar en el sentimiento y en las obras la caridad sencilla de las obras buenas y fraternas» (San Juan Pablo II, Christifideles laici, nº 26).

 Miembros: Juan Ramón Pinal Moya, Antonio Rossi Val, Jose Antonio Cruz Mahugo, Mª Carmen de la Rúa Navarro, Ana Eva Signes Martínez, Alfredo de Hevia Morera.

 Horarios: Debido a la situación consultar mes a mes la página
web. También se repartirá en la parroquia la
programación de cada mes el fin de semana anterior
al primer día del mes.