logo-consejo-pastoral-300x270

Consejo Parroquial

             El Consejo Parroquial es un órgano colegiado, de carácter consultivo, que, representando a toda la Comunidad Parroquial, promueve, potencia y dinamiza la misión de la parroquia. Es un instrumento básico para vivir y ejercer la corresponsabilidad y para lograr la convergencia, complementariedad e integración de todas las actividades, servicios y necesidades de la parroquia en cuanto comunidad cristiana y en cuanto templo (estructura material) que posibilita el anuncio de la palabra de Dios, la liturgia, la comunión y la caridad. Corresponde al Consejo Parroquial estudiar todo lo referente a la misión evangelizadora, sopesarlo y sacar las conclusiones prácticas con objeto de promover la vida cristiana según el Evangelio y las directrices de la Iglesia. Así mismo cuida del patrimonio y de la gestión económica de la parroquia. El Consejo no se responsabiliza activamente, en cuanto tal, de ninguna acción concreta, pero debe estar al tanto de todo cuanto se hace y sucede en la parroquia.

            Está presidido por el párroco que es a quien corresponde la representación jurídica de la parroquia (CIC, 532).

            En nuestro caso asume todos aquellos aspectos que competen a la evangelización (CIC, 536) y a la actividad económica (CIC, 537). El Consejo Parroquial por su naturaleza y cometidos exige que los laicos que lo integran no solo sean miembros activos de la comunidad cristiana y participen en ella de manera asidua y prolongada, si no que además sean expertos a través del ejercicio de sus propias profesiones, ofreciendo su saber, su experiencia y su tiempo a presentar a la comunidad de la parroquial soluciones a los problemas que afectan tanto a su misión pastoral como a cuestiones patrimoniales.

            En nuestros días la parroquia está conociendo una época nueva y prometedora. Como decía Pablo VI, al inicio de su pontificado, dirigiéndose al Clero romano: La Parroquia tiene una misión indispensable y de gran actualidad; a ella corresponde crear la primera comunidad del pueblo cristiano; iniciar y congregar al pueblo en la normal expresión de la vida litúrgica; conservar y reavivar la fe en la gente de hoy; suministrarle la doctrina salvadora de Cristo; practicar en el sentimiento y en las obras la caridad sencilla de las obras buenas y fraternas» (San Juan Pablo II, Christifideles laici, nº 26).

 Miembros: Juan Ramón Pinal Moya, Antonio Rossi Val, Marián Garrido Castells, José Antonio Cruz Mahugo, Mª Carmen de la Rúa Navarro, Ana Eva Signes Martínez, Alfredo de Hevia Morera.

 

Martes de 19,30 a 21h.

Septiembre: 25

Octubre: 30

Noviembre: 27

Diciembre: 18

Enero: 29

Febrero: 26

Marzo: 26

Mayo: 28

Junio: 25